dalemisiones.com

El IPRODHA lanzó plan de regularización de Asentamientos Precarios

Paralelamente al trabajo de obras de infraestructura para mejorar y dignificar el hábitat de las familias que vivían en situación de extrema vulnerabilidad en asentamientos de la ciudad de Posadas, el estado provincial a través del Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (IPRODHA) coordinó y bajó en las Chacras 27 (Parque Adám) y 145 (Chacabuco Y Costanera) programas para exponenciar las potencialidades humanas productivas/formativas/recreativas de las mujeres, niños y adolescentes de estos barrios.

Al respecto Lucia Bauman responsable desde el Instituto del diseño y canalización de las acciones gubernamentales integrales, comentó que "hace aproximadamente dos años la Provincia firma convenios con la Secretaría de Vivienda y Hábitat de Nación para la regularización y urbanización de las chacras 27 (Hipólito Irigoyen) y 145 (Itá Verá). En el marco del programa '37 acciones para la provisión de tierras para el hábitat social' se contempla la posibilidad de ejecutar en paralelo a las obras de infraestructura básica un proyecto de actividades comunitarias y de Desarrollo Humano".
*Los módulos propuestos para promover acciones para el desarrollo humano fueron: empleabilidad, mujer y hábitat (talleres de capacitación en cocina y nutrición, manualidades y reciclaje, albañilería, electricidad, corte y confección y operador de PC), educativo (dos veces por semana se realizaban en las instalaciones del SUM apoyo escolar para aquellos niños y adolescentes que manifestaban dificultades en su desempeño escolar) y deportivo (se contrataron profesores de educación física quienes dos veces semanales, con una carga horaria de cuatro horas, desarrollaron con niños, adolescentes y mujeres diversas actividades físicas, entre ellas, fútbol, vóley, básquet, actividades aeróbicas, entre otras). Los mismos tuvieron una duración de 12 meses consecutivos, con una carga horaria semanal de cuatro horas. Para la ejecución de los talleres se procedió a la compra de todo el equipamiento necesario como ser máquinas de coser, computadoras, útiles, libros, impresoras, cocina, heladera, utensilios de cocina, mobiliario en general, insumos necesarios y al pago de los honorarios de los docentes a cargo del dictado. También se construyó un Salón de Usos Múltiples en cada una de las chacras para que puedan funcionar los talleres.

Todas las actividades fueron programadas por 12 meses, cumplido el tiempo y las expectativas proyectadas, esta semana sirvió de marco para dar por concluida las tareas y cerrar el año con la entrega de certificaciones. Mirta Agueda Insfrand de la Chacra 27, resumió el ánimo de sus pares con "estamos muy contentas, por todo lo aprendido...me sirvió mucho todos los trabajos que hicimos fueron hermosos. Ahora tengo pedido, ayer hice una entrega de tres cajoncitos pintados, todo lo que hago vendo y la gente me sigue encargando. Me di cuenta que me gusta todo lo que es reciclado...el primer trabajo que hice me acuerdo que no quería vender, mezquinaba, igual termine vendiendo...Ahí te das cuentas que podés hacer mucho más", compartió la mujer de la Chacra 27, que coincidió con la mayoría de las vecinas presentes en que aprender y entrar a producir les generó un sentimiento de validez, de descubrir que tenían la creatividad y capacidad de hacer por cuentas propia artículos hasta ese momento impensables.

 

CONTÁCTENOS

Nombre
Email
Asunto
Mensaje
Verificación